Zapatillas de running: ¿Cómo podemos evitar el mal olor?

8:30


Cuando salimos a correr, solemos desprender una gran cantidad de transpiración de nuestros pies, por lo que nuestras zapatillas de running suelen sufrir esa alteración de la temperatura y que suele terminar en un olor poco higiénico de nuestro calzado. (Conocé más sobre tus próximas Zapatillas Running en este sitio).

En ese sentido, debemos entender que las zapatillas de running también sufren un cierto desgaste y por eso motivo su mal cuidado también acelerará su desmejoramiento.

Por eso es recomendable que cada vez que usemos nuestras zapatillas de running, y luego de exigirlas al máximo, las cuidemos en base a los siguientes consejos a continuación que vas a encontrar en estas líneas.

Consejos para cuidar tus zapatillas de running


Después de una sesión dura de running lo aconsejable por especialistas deportistas no abarca
solamente ponerlas a ventilarlas al sol, sino que esas alternativas resultan escasas si a tu calzado deportivo le querés dar una buena puesta a punto para volverlo a usar y que rindas al cien por ciento durante tu próxima carrera.

La realidad es que, muchas veces, la falta de tiempo provoca que sin querer guardemos las zapatillas a los pocos minutos de haberlas usado y no queden tiradas en un rincón de la casa después de nuestro entrenamiento.

Guardarlas sin haberlas limpiado antes, puede significar que al otro día haya aparecido ese mal aroma.

Si queremos aumentar la durabilidad de nuestros calzados y evitar el mal aroma desprendido de nuestro cuerpo puedes hacerte unas zapatillas con control del olor. ¿Cómo logramos es eso? Es fácil, al momento de ir de compras podemos elegir entre algunos modelos innovadores que comenzaron a incorporar que detectan el olor.

Lo cierto es que muchas zapatillas de running fueron creadas con materiales que incrementan las probabilidades de transpiración y, tras años de experimentación, finalmente salieron al mercado zapatillas que ofrecen sistemas puntuales de control del olor.

Como siempre te advertimos, el mejor calzado para correr no resulta siempre el que cuesta más caro, sino el que mejor soporta tu exigencia y estabilidad física.

Desestimá lavar las zapatillas de running en el lavarropas automático


Si bien es costumbre que solemos lavar las zapatillas de running en las lavadoras automáticas por pensar que de ese modo van a lavarse de un mejor modo, esta creencia resulta un viejo mito.

Incluso, a veces, no hacemos caso y no nos damos cuenta de que este tradicional lavado es advertido por las mismas compañías fabricantes de zapatillas. ¿La solución? Con agarrar un jabón blanco para lavar ropa, una esponja, agua tibia y pasarle un trapo suave basta para dejarlas como nuevas. Tras dejarlas secar unos minutos al sol sin que esté muy fuerte, bastará.

En tanto, si usas la lavadora, las zapatillas pueden llegar a romperse algunas de sus partes y que tu rendimiento se vea perjudicado. Laválas a mano y te ahorras algunos dolores de cabeza.

Las zapatillas de running se limpian por parte


Para desarrollar una buena limpieza de tus calzados deportivos, los especialistas en la actividad suelen seguir una serie de pasos para poder limpiar minuciosamente su vehículo de carrera. Es decir, sus zapatillas de running, sus ruedas en los pies y como tales deben ser cuidadas de la mejor manera.

Por empezar, te aconsejamos que empieces retirando tanto la plantilla como los cordones. La parte superior de la zapatilla te sugerimos que la laves con una esponja y no con un cepillo, debido a que al raspar la tela podrías romper la malla que trae a modo de respirador del calzado.

En esa línea, puedes proceder a pasarle un trapo a la suela exterior, que es la parte de la zapatilla que más suele ensuciarse por estar en permanente contacto con el suelo.

El mal olor se incrementa con la llegada del verano

Si bien a principios de noviembre es cuando se comienzan a sentir las primeras temperaturas de mayor calor que nos aventuran el verano, es cuando más decidimos salir a correr, y que en muchas ocasiones lo hacemos sin usar medias o los conocidos pares conocidos como “soquetes”.

Asimismo, no advertimos que nos estamos desprendiendo del complemento indispensable que no solo evita el mal olor de nuestros pies y zapatillas. Las consecuencias de esta elección pueden volverse “letales” para nuestro olfato, el de los que nos rodean y también para nuestra salud.

Según señalaron fuentes médicas nuestros pies tienen, aproximadamente, 250.000 glándulas sudoríparas que se multiplican cuando usamos calzados cerrados, donde damos lugar a la reproducción de gérmenes que dan nacimiento a la aparición de hongos y bacterias. Cuando una persona corre, más la transpiración, estas probabilidades se multiplican.

Hay que usar medias para correr


Médicos deportivos explicaron que la costumbre de usar medias para correr provocará una disminución de probabilidades de contraer algún síntoma que nos haga aparecer olor en nuestros pies debido a que además de protegernos del rose con el calzado, los “soquetes” absorben la transpiración despedida durante nuestra práctica deportiva.

Productos para evacuar el mal olor de las zapatillas de running


Si ya tomaste nota, debemos avisarte que para evitar los malos olores tanto en tu calzado como en tus pies puedes usar determinados productos como polvos de talco u otros
alternativos que cumplen la función de erradicar el mal síntoma.

Algunas de las variaciones son agarrar un filtro de café sin usar, rellenarlo con un poco de bicarbonato de sodio, para luego depositarlo en bolsitas en tus zapatillas de running y dejarlas actuar durante toda la noche.


También podría gustarte

0 comentarios

Últimos post

Sígueme en Facebook

Flickr Images